vermut rojo

Hablamos mucho de vermut en Vadevermut, es así. Nos encanta la bebida y todo lo que le rodea: los aperitivos, las tapas, el quedar con los amigos en la vermutería y/o bar… Sabemos que también a vosotros os gusta y mucho pero ¿sabemos a día de hoy qué es exactamente el vermut y qué no lo es? Porque para llamarlo ‘vermut’ hay que seguir unas reglas…

En Europa, hacer vermut está regulado y ha de seguir una serie de normas específicas; normas que en Estados Unidos, por ejemplo, son un tanto distintas y, por eso, además, su vermut sabe bastante diferente al nuestro, tal y como hemos tenido ocasión de probar con Vya o Atsby cuando los tuvimos en la Feria del Vermut y el Aperitivo.

Entonces, ¿qué lleva el vermut que me estoy tomando y cuando puedo llamarlo así?

El Libro del Vermut | Shaun Byrne y Gilles Lapalus
El Libro del Vermut | Shaun Byrne y Gilles Lapalus

 

Según dicta la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), un vermut se ha de elaborar teniendo en cuenta todo esto:

  1. Una graduación alcohólica de entre el 14,5% y el 22%
  2. El alcohol se ha de haber obtenido de al menos el 75% del volumen del propio vino
  3. Se le ha de añadir alcohol
  4. Entre las especies y plantas que se utilicen ha de haber ajenjo

 

Es interesante saber que el ajenjo es una planta indispensable en el vermut porque procede de la familia de la Artemisia Absinthium y sí, se utiliza también para hacer la Absenta, un licor que supera el 70% de graduación alcohólica y que, de hecho, es fuente de centenares de leyendas, sobre todo entre los bohemios y artistas de la Francia del siglo XIX. Tanto es así que se le atribuyeron efectos alucinógenos y se optó por prohibirla, la bebida y el ajenjo, durante décadas.

 

El vermut, en Europa, ha de llevar siempre ajenjo

 

En Estados Unidos y Australia, por ejemplo, no es condición indispensable que lleve ajenjo. En otras zonas, como en Turín, esta planta ha de ser además recogida en la provincia del Piamonte para poder autodenominarse ‘Vermut de Turín’; y en Francia existe la única denominación de origen de vermut: Vermouth de Chambéry.

¿Y qué sucede cuando no se cumplen las normas de la OIV? Pues que esa bebida, licor o vino aromático no lo podemos vender como ‘vermut’. Será entonces un licor aperitivo, un bíter, un amaro, un barolo chinato… Al igual que sucede con las ‘fórmulas tradicionales’ o ‘las recetas del supuesto abuelo de la familia’, las marcas de vermut se sirven muchísimo del marketing para atraer al público y, si nos fijamos bien, hay veces que damos por vermut bebidas que no dicen en la etiqueta que lo sean, en realidad. Y si no lo pone es por algo…

¡Si te ha gustado, comparte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − seis =

Català CA English EN Français FR Deutsch DE Italiano IT Español ES
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad